miércoles, 27 de mayo de 2009

Tono de decepción



Hoy no ha sido un buen día. Parecía que esta semana la dinámica laboral había cambiado, que ya no era merecedor de constantes reproches e interrogatorios que fiscalizaban mi labor. Pensé que las cosas habían vuelto a su cauce y podría por fin concentrarme en aquello que mas me gusta: Intentar hacer mi trabajo cada vez mejor.
Me había relajado y de repente surgió la frase: " Tengo algo que comentarte". Saltaron instantáneamente todas las alarmas; esa frase siempre precede a un "marrón" de trabajo de los complicados, de búscate la vida o similar o a ... perdona pero te jodes.
Mala suerte, fue lo segundo.
-"Que las vacaciones este año son en Agosto, sin posibilidad de negociarlo"
-"Pero eso no es lo que acordamos cuando entre aquí y además sabes que mi pareja no puede cogerlas en Agosto"
-"Si es una putada pero es lo que hay ..."
Igual es presuntuoso que lo diga yo, pero soy buen trabajador. Puntual, cumplidor, implicado, responsable y dispuesto siempre a aprender rápidamente lo que no se; con ganas de trabajar, porque me gusta hacerlo. Hoy sentí que tal vez se cerraba otro ciclo. Uno no puede pasarse todo el año currando como un cabrón para al final ni siquiera poder disfrutar de 15 cochinos días de vacaciones con su pareja. La desilusión me embarga. La rueda gira una vez mas y cercena mi ilusiones de que la vida personal y laboral pueden conciliarse. Pensaba que si eras un buen trabajador se te valoraría y no digo que se te cuide, pero ...
El trabajo no debería ser una carga, que se hace por la pasta y nada mas, pero a veces las "circunstancias" te llevan a pensar en ello. No se trabajar solo por dinero, aunque seguro que podría también aprender a hacerlo. Siento que toca reciclarse de nuevo, pero con 42 años y en plena crisis a que me puedo reconvertir en esta ocasión.
Primero fui estudiante y decidí ser médico, me faltaron dos décimas y me transformé en químico. Recuperé la ilusión y me hice químico agrícola (médico de plantas). Después pasé a ser una especie de becario para hacer la tesis y de repente se acabo el dinero y solo se podía currar, pero sin cobrar. Me repuse y tras soñar unos segundos con ser malabarista, entre a currar de mozo en una tienda de material de circo; acabe siendo jefe de ventas, de comprar y responsable de demasiadas cosas... Reventé y para no acabar mal lo dejé; volví a empezar de cero, me hice aprendiz de estampador. Seis años queriendo saber mas y hacerlo mejor ¿y ahora que?
Si algún empresario majete lee esto, pues eso que soy trabajador, responsable y con capacidad de aprendizaje. Se admiten ofertas, ideas ...

Juliki (¿Marcharse, resignarse, resistir o ... cualo?)

2 comentarios:

  1. Juliki, resumiendo lo que leo y haciendo referencia a un post anterior para mi eres una de las personas más importantes en tiempos difíciles. Se que no llamo tod lo que tendría que llamar, ni quedo todo lo que tendría que quedar...pero no se me olvidan tus sonrisas, tus ánimos y tu amistad. Puede que no sepas conducir ( viva los ineptos de la conducción !!! Me uno al club) y que seas gilipollas con premio pero para mi eres un tío 10 y te quiero muchísimo. Y lo del curro...pues si me avisas hago que parezca un accidente. Por cierto la tia de tu ex fué una crack!! Ja ja ja

    ResponderEliminar
  2. Bueno, ¿cuánto tiempo sueles estar en un curro? Decías que ya llevabas más tiempo de lo normal, así que... Lo malo es que te gusta lo de estampar, y lo bueno es que te gusta aprender cosas nuevas. Así que tienes bastantes opciones, sobre todo siendo buen trabajador;-) Si me entero de algo interesante para ti, te aviso.
    Bss.

    ResponderEliminar